Las expectativas al socio tecnológico

Compañías capacitadas de cara al futuro que han de ofrecer a sus clientes soluciones integrales, es decir: deben tener la habilidad para abarcar un proyecto con todos sus detalles sin que el cliente se tenga que preocupar por nada.

Esto es especialmente importante también para los proveedores de la ropa a procesar, ya que su campo de tareas ha trascendido y hoy en día abarcan desde el diseño de una prenda hasta la selección de colecciones, se les pide que sean expertos en cuanto a la higiene y la logística y probablemente se les exige conocimiento sobre nuevas áreas que se pueden ir sumando.

Todo eso forma parte de una estrategia en la que el cliente toma las riendas únicamente en el área que él considere de su especial importancia. La delegación de tareas permite que el cliente pueda enfocar lo que más valore, y le facilita mantener su nivel de competencia en lo más alto donde a él más le interesa.

KANNEGIESSER está considerado por sus clientes como un socio tecnológico, que ha de proponer soluciones para la lavandería industrial, las ha de desarrollar y mantener en el más alto nivel de eficiencia y rendimiento.

Debido a ello, la estrategia empresarial de Kannegiesser ha tomado la siguiente decisión durante los últimos años:

  1. Ser la empresa determinante para el desarrollo y suministro del conjunto de equipos para la lavandería industrial, desde el lavado y secado hasta el acabado y la clasificación.
  2. Tener capacidad suficiente para intercomunicar la tecnología de los equipos mediante sistemas de control interrelacionados, conceptos integrales de logística, gestión de datos de producción, soporte global y sistemas de atención al cliente postventa.

Quien deje de estar a la altura de las nuevas tecnologías, por muy poco tiempo que sea, tendrá mucha dificultad en recuperar el campo perdido. Evitar este hecho es nuestra principal motivación, siendo su socio tecnológico y siendo esa nuestra principal inspiración.